Museo


Un espacio lleno de claraboyas, pilares y con mucha luz natural, se transformó en una sala apropiada para exponer,
en condiciones óptimas, la colección de pintura propiedad
de Lladró.
Hoy en día el Museo Lladró pertenece a la red
de museos de la Comunidad Valenciana.

El suelo de la sala, originariamente de moqueta, se cubrió con tarima de madera.

Los tabiques elevados permiten modificar la distribución de la sala sin afectar a la tarima de madera.

Los pilares integrados en los tabiques, a los que sirven de soporte, separan las estancias de la pinacoteca. El color aplicado a las paredes marca el tránsito por las distintas épocas pictóricas representadas en la colección.