Evento en la Cartuja


La protagonista del evento, la novia, quería vivir un día mágico, en el que todos compartieran sensaciones, emociones, que fuera imposible de olvidar, lleno de fantasía.

El Monasterio de La Cartuja (El Puig) es un lugar complicado de trabajar, pero conseguimos transformar los diferentes espacios con la iluminación.

El motivo central del evento fueron las 350 velas que flotaron en el aire en la capilla del monasterio. Fue necesario diseñar y fabricar las velas especialmente para que permanecieran encendidas durante toda la velada.

En el proyecto participó un gran equipo que llevó a cabo todo el trabajo en tres días escasos.

El camino de acceso al monasterio quedaba a oscuras. Se iluminaron uno a uno los olivos y cipreses que bordean el camino, reforzando el color natural de cada árbol. Al fondo una luz potente, marcando la entrada.

Los invitados recorren a pie un espacio con luz muy baja. La atmósfera la crean las velas y el perfume que desprenden las hiervas aromáticas.

Se modelaron con la luz los elementos naturales del jardín.

Se hizo un gran trabajo de iluminación sobre las hojas de las palmeras y los espacios donde se iba a realizar el cóctel

Perspectiva del interior de la capilla.

La estructura que sujeta las velas se hace invisible con el tratamiento de la luz.

...y surgió la magia, con el esfuerzo de todos.

Recorrido por el pasillo central de la capilla con la atmósfera de las velas.